jueves, 25 de diciembre de 2008

Explicaciones que no explican

En Micromegas, uno de sus famosos cuentos filosóficos, el escritor francés del siglo XVIII Voltaire cuenta la historia de un extraterrestre que, exiliado de su planeta por hereje, llega a nuestro sistema solar. Luego de algunas peripecias, Micromegas y un saturniano con quien ha trabado amistad llegan a Marte. Los viajeros, escribe Voltaire, “vieron dos lunas que sirven a este planeta y que han escapado a la mirada de nuestros astrónomos. Sé bien”, prosigue Voltaire con su humor característico, “que el padre Castel escribirá, y hasta agradablemente, contra la existencia de estas dos lunas, pero me remito aquí a quienes razonan por analogía. Estos buenos filósofos saben lo difícil que sería que Marte, tan alejado del sol, se las arreglara con menos dos lunas”. (Por cierto, el padre Castel era un jesuita que abogaba por una ciencia basada únicamente en el razonamiento, sin pasar por la experimentación.) Pues bien, resulta que Marte tiene, en efecto, dos lunas, hoy llamadas Fobos y Deimos, que descubrió el astrónomo estadunidense Asaph Hall en 1877, es decir, unos 120 años después de la publicación de Micromegas. Voltaire acertó. ¿Premonición sobrenatural? ¿Visión de genio?

Creo que el propio Voltaire concedería que en lo de las lunas de Marte acertó por casualidad. Su intención no era contribuir al conocimiento científico, sino hacer reír con lo absurdo de la idea de que Marte no se las puede arreglar con menos de dos lunas. ¿Por qué es absurda? Porque supone que las lunas de un planeta tienen un objetivo, que existen para algo. Explicar las cosas atribuyéndoles un propósito se conoce como teleología, y está muy mal visto en ciencias: por ejemplo, decir que el Sol existe para alumbrarnos y darnos energía. Las explicaciones teleológicas implican que la naturaleza planea las cosas y ve el futuro, como si fuera una señora con poderes psíquicos. En otras palabras, son explicaciones que no explican.

Voltaire daba su explicación de las lunas de Marte en broma, pero hay quien lo dice en serio. Tengo aquí una reproducción facsimilar de la primera edición de la Encyclopaedia Britannica, de 1771. En el artículo dedicado a la astronomía hay un párrafo que me gusta mucho. Aunque el artículo es moderno en el sentido de dar por descontado que la tierra gira alrededor del sol, al señalar que en el universo hay muchísimos “soles”, refiriéndose a las estrellas, el autor añade: “No es probable que el Todopoderoso, que siempre actúa con infinita sabiduría y no hace nada en vano, haya creado tantos gloriosos soles, aptos para tantos propósitos importantes, y los haya colocado a tales distancias unos de otros sin objetos propios lo bastante cercanos para beneficiarse de sus influencias. Quien se imagine que sólo fueron creados para ofrecer una pálida luz a los habitantes de nuestro orbe debe tener un conocimiento muy superficial de la astronomía y una opinión muy pobre de la Divina Sabiduría; puesto que, con harto menos esfuerzo de sus poderes creativos, la Deidad podría haberle dado a nuestra tierra mucha más luz con una sola luna adicional”. En otras palabras, las estrellas son centros de sendos sistemas planetarios porque de lo contrario sería un desperdicio de creatividad divina. Las estrellas “sirven” para alumbrar. ¿Qué caso tendría que alumbraran si no alumbran a nadie?

No es difícil ver que estos dos razonamientos teleológicos, el de Voltaire y el de la Britannica, fallan miserablemente porque hacen predicciones que no se cumplen. El primero implica que los planetas tienen más lunas cuanto más lejos están del sol, predicción que falla en Urano, Neptuno y Plutón. El segundo exige que todas las estrellas tengan planetas (es más: planetas habitados por seres inteligentes capaces de apreciar la bondad divina). Hoy sabemos que no es así.

La ciencia es como un juego, una de cuyas reglas más importantes dice: “no recurrirás a lo sobrenatural para explicar lo natural”. Pero el asunto no siempre ha estado tan claro como hoy. El mismísimo Isaac Newton, padre de la física moderna, se sintió obligado a introducir a dios en su modelo del universo cuando se dio cuenta de que, si todas las cosas se atraen por gravedad, el cosmos tendría que estarse derrumbando sobre sí mismo. Yo diría que aún hoy el asunto no está claro: todavía se enseña en algunas escuelas que las vacas y las abejas existen para darnos leche y miel. Pero los científicos hace tiempo que dejaron de apelar a la providencia por tener ésta poco poder explicativo. El reto en ciencias es llegar lo más lejos posible sin acudir a los dioses y hay que decir que no vamos nada mal.

18 comentarios:

MZM dijo...

Y sin embargo, Dios y la ciencia no están peleados. Dios creó todo cuanto existe pero no lo hizo de manera egoista, sino que permitió a los hombres saber cómo lo hizo, y eso, eso es la ciencia.

Sergio de Régules dijo...

Bueno, es una opinión. A mí me da la impresión de que "dios" así, en abstracto, puede no estar peleado con la ciencia, pero los dioses específicos de las religiones organizadas siempre acaban por estarlo...o más bien no los dioses, claro, sino las creencias. Y el problema, según yo, es que la ciencia cambia todo el tiempo y las religiones no, o sólo de muy mala gana. En el siglo XIII Santo Tomás de Aquino integró la física de Aristóteles (recién descubierta en Europa) a la doctrina cristiana. A los pocos siglos dejamos de entender el mundo como Aristóteles. La ciencia cambió de opinión, la religión no. El resultado fue una neurosis tremenda.
Lo del dios que "permite a los hombres saber cómo lo hizo" no me cuadra, porque hoy no vemos nuestras teorías científicas revelaciones de la intención de dios, sino como interpretaciones de la experiencia, que pueden cambiar en cualquier momento. Dios puede haber creado todo cuanto existe, pero no nos dice cómo lo hizo. La prueba está en que la teoría científica de una época es la idea superada de la época que sigue.

-_JammezZ_- dijo...

Que tal, acabo de volverme seguidor de su Blog, y empezare dando una ligera opinión de su última entrada:
Las explicaciones teológicas y las explicaciones científicas están, creo yo, en los extremos el pensamiento humano. Hablar de dioses y religiones esta en el extremo de la credulidad, y hablar de la ciencia esta en el extremo de la incredulidad. Pero igual que pasa con la evolución humana (lo que nos permite sobrevivir es lo que se queda en nuestros genes) así la ciencia nos ha permitido lograr avances, descubrimientos, y un sin número de beneficios a la humanidad, que la vuelve ''la mejor'' opción de pensamiento. Aún así, a mí me gustan las diferentes mitologías del mundo, no por creer en ellas, sino por su significado humano, y como muestran la evolución del pensamiento... Como diríamos los jóvenes hoy en día: la ciencia ''rifa'' o sea, es la mejor; y las religiones solo parecen ''chidas'' o sea, interesantes... Para decirlo de la forma menos formal posible. Saludos desde Chihuahua!

Anónimo dijo...

Con el deseo de complicar todo un poco más...
Les comento que (en cuanto a religión) no todas las personas están en el punto A (credibilidad absoluta), muchos están en el punto B (incredibilidad total), incluso algunos están en algún punto intermedio, y a muchos otros no les importa en dónde están o ni siquiera les importa que exista la línea AB.
Por lo tanto estos temas se vuelven imposibles sin un six de cervezas heladas a un lado... felices fiestas y no manejen si ya tomaron, o no tomen si manejarán.
Saludos
jag

MZM dijo...

Definitivamente Dios no habla, la naturaleza no habla y sin embargo establece un dialogo con el ser humano, porque cuando el hombre observa, experimenta descubre y devela misterios, entabló comunicación.
Que buen debate se armó aquí.
Muchas gracias por sus opiniones Sergio, como siempre son muy enriquecedoras.
Me agrada la idea de las chelas....
Saludos y felices fiestas

Pereque dijo...

¿Soy yo, o todos estos comentarios son porque se leyó mal una palabra?

Dice "teleológico", no teológico", aunque menciona a "dios" y a la providencia un par de veces. A lo que yo entendí, el punto no principal no era sobre los dioses de la teología sino sobre los propósitos de la teleología, aunque aquellos sean los protagonistas favoritos de estos.

Saludos, y felices fiestas.

Telescopio Púrpura dijo...

Pues voy de acuerdo con Pereque. Creo que en los comentarios anteriores se enfocaron a la teologia y no a la teleologia ,principalmente lo que aborda Sergio, me tuve que releer el texto por si las dudas...

Felices dias!!

Sergio de Régules dijo...

Sí, en efecto: yo dije teLEología, no teología. Explicar algo de manera teleológica es explicarlo en términos de su propósito. Como sólo tiene propósito lo hecho por un agente con intenciones, la naturaleza no admite explicaciones teleológicas (las estrellas no SON para nada).

Y a mí las religiones me encantan como tema de estudio, aunque soy -ay de mí- perfectamente ateo.

Pues yo no me estoy tomando unas chelas, pero estoy en Acapulco, mirando una puesta de sol espectacular (que tampoco sirve PARA nada, pero qué bonita está).

Saludos a todos,

Sergio

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con MZM en, al menos, DOS COSAS: que se armo aqui un buen debate, y que la maravilla del universo refleja la Maravilla Divina.

Sin embargo, ENTIENDO PERFECTAMENTE la explicacion de Sergio: el descubrimiento del universo, no puede partir del concepto de un Ser Creador actuante, pues hast ahi quedaria la explicacion. El cientifico, NO OBSTANTE SUS CREENCIAS PERSONALES RELIGIOSAS, en tanto que sea cientifico, DEBE buscar explicaciones solo cientificas.

No obstante, Y AQUI PUEDE ABRIRSE UN NUEVO DEBATE, el verdadero cientifico debe ser humilde, y en esa humildad ADMITIR LA POSIBILIDAD de que, al final de cuentas, SI EXISTA DIOS actuante y creador. No puede invocar a Dios, pero TAMPOCO puede de manera terminante decir que es imposible que exista y actue.

Tristemente, para mi, en la practica, la exigencia a los cientificos de ser rigurosamente racionalistas (por ello no admitir verdades que no sean probadas) los hace opositores a la Fe, y por ello a cualquier concepto de Dios (que depende de la Fe), esto es, ateos.

Es practicamente imposible la "esquizofrenia" de facto, al ser de una manera en su profesion (cientifico) y de otra en su faceta personal (religion)... esto es, TRISTEMENTE, un cientifico terminara siendo un ateo aunque no lo quiera.

Digo tristemente, porque, segun lo mencionaba Socrates, ES INMENSAMENTE MAS LO QUE IGNORAMOS QUE LO QUE SABEMOS, asi pues ¿no cabe una duda sensata de que la existencia divina fuera parte de esa "zona desconocida"?

En fin, debate es y se que no está cerrado... ¿como ven?

Luis Martin Baltazar Ochoa
Guadalajara, Jalisco

José María Hdz dijo...

Bueno, yo no habia querido opinar nada en este tema porque como siempre, nunca se acaban y menos con cervezas en la mano.
pero lo que dice Luis me parece que es el punto en donde yo estoy más de acuerdo.
Yo soy católico, y creo en Dios. No me meto con quien no cree en Dios o quien es de otra religión, para mi todo es lo mismo, mientras se viva bien. Pero lo que sí tengo claro es que somo demasiado pequeños para conocer todo lo que existe, y poder definirnos en contra o a favor de la existencia de un dios cualquiera que sea.

Pero me queda una duda para los no creyentes en Dios: una maquina creada por el hombre, por más inteligente que sea nunca va a ser capaz de entender cómo funciona el hombre. Yo pienso que lo mismo pasa con Dios, si es que en verdad èl creó todo y a nosotros por ende, nunca vamos a entenderlo. Por decirlo asi, Dios creó la ciencia, por lo tanto es imposible explicar a Dios con la ciencia.
Claro que para quien no cree en Dios, pues ya no tiene nada que ver esto.

Por otro lado, tambien creo que no se debe conformar uno con decir, "esque asi lo hizo Dios" o "Dios asi lo quiso". Ese pensamiento me parece mediocre. Y si queremos conocer más acerca de nosotros y el universo, entonces que bueno es que exista gente que no cree en Dios.

Espero no haber sonado muy tonto, pero es lo que yo concluyo después de pensar mucho tiempo.

Hugo Salazar dijo...

Caray, esto de la teLEología da pauta a una bonita y "científica" forma de explicar a Dios porque... Dios existe y tiene un sentido y una función para el hombre porque... fue creado por el hombre. En este caso, y de forma contraria a la explicación teleológica de la función de las lunas de Marte, que no sirven para nada porque no "existen" con alguna "intención" de por medio (o mejor dicho: existen sin ninguna intención de por medio) Dios existe por necesidad humana... y esto (gracias a Dios)justifica que un buen científico sea un buen ateo.

K-Vin Ale-Xis Di-az Lu-is dijo...

En verdad este fue el articulo que me intereso mas que los otros... aunque en mis terminos generales.. debo decir que eres muy bueno... y es bueno que implementes.. cosas asi.. y en verdad... es muy bueno lo que dices de DIOS... aunque yo no creo en eso.. pero debo admitir.. que estuvo muy cerca de la realidad.. este articulo..
pero en verdad felicidades...
y es muy bueno es de...!!!!!!!!!!!
"DIOS Y LA CIENCIA NO ESTA PELEADAS"

N@NCY MERLIN ZEPED@ dijo...

Me abria gustado mas si tu articulo estubiera mejor explicado valga la rebundacia del titulo ya que debo comentar que dios y la ciencia son dos grandes y diferentes razones para cada individuo de tener una explicacion a sus preguntas de cualquier forma en esta vida todo tiene una explicacion ya sea basada en la fe o en el conocimiento........

PUEBLA, PUE.
6A v

N@NCY MERLIN ZEPED@ dijo...

Me abria gustado mas si tu articulo estubiera mejor explicado valga la rebundacia del titulo ya que debo comentar que dios y la ciencia son dos grandes y diferentes razones para cada individuo de tener una explicacion a sus preguntas de cualquier forma en esta vida todo tiene una explicacion ya sea basada en la fe o en el conocimiento........

PUEBLA, PUE.
6A v

Anónimo dijo...

yo

Francisco Javier Fabian Romero 6D Mat. dijo...

Hola bueno mira este fue el articulo que me gusto mas que los otros, sabes este es un muy buen ariculo y eso quiere decir que eres un buen escritor que sabe expresarse muy bien, y es bueno que escribas cosas asi,y sabes es marvilloso todo lo que escribes y mas porque yo creo en Dios
Bueno creo que mis palabras se quedan cortas y no me que que decirte felicidades y sigue asi,
suerte!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

tani@ dijo...

tania garcia sanchez 6AV
...Hola!!!}
ps antes que nada
felicidades por este
fantastico blog
la verdad todos tu articulos
son muy interesantes, pero este en especial estuvo muy padre para mi, la verda es que eso de la ciencia y dios siempre seran temas de mucha confusion... aun asi
creo que lo importante es creer en algo...
bueno ps me despido
mucha suerte y
felicidades otra vez..

Alex genaro pacheco garcia dijo...

Me parece fascinante tu articulo, ya que esa observación sobre Obama en la que afirmas que el mismo dijo "Le devolveremos a la ciencia el lugar que le corresponde" es una dura pedrada al ahora expresidente george bush que se encopntraba a solo unos pasos .
Sin duda ienen grandes beneficios para la ciencia con esto creo que queda demostrado que no solo las esperanzas en el nuevo presidente son de los que sufren del racismo si no de intelectuales y todo tipo de personas