sábado, 5 de junio de 2010

Funeral retrasado

Don Nicolás Copérnico, de Thorun, Polonia, falleció el 24 de mayo de 1543). Fue sepultado el 22 de mayo...¡pero de 2010!

No es que haya permanecido insepulto estos 467 años. Al morir lo enterraron en la catedral de Frombork, Polonia, pero nadie sabía dónde habían quedado los restos exactamente. Mas no por falta de ganas: hubo quien intentó encontrarlos en 1802, 1909, 1939 y 2004, pero el esquivo canónigo no se dejó ver.

Hasta que, en 2005, el arqueólogo Jerzy Gassowski y su esquipo encontraron un cráneo bajo el piso de la catedral. El cráneo se usó para reconstruir el posible rostro de Copérnico (la historia la conté aquí en 2005). Más tarde se comparó el ADN de los huesos con muestras de pelo que se extrajeron de entre las páginas de un libro que perteneció a Copérnico, libro que se conservaba en la Universidad de Uppsala, Suecia. La prueba resultó positiva, con lo que los arqueólogos y forenses están casi seguros de que los huesos que encontró Gassowski son del astrónomo. Con esta certeza, el pasado 22 de mayo los restos se reubicaron con pompa y circunstancia para que Copérnico tuviera por fin una tumba bien identificada. He aquí la ceremonia:


5 comentarios:

Pepe Campillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pepe Campillo dijo...

Y supongo que fue perdonado por la Iglesia católica...

Anónimo dijo...

Alguna referencia en Espaniol? Es decir, de los 22 paises que hablan espaniol, ninguno hizo una cronica del evento?
Saludos

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Sergio, la contribucion cientifica de Copernico a la ciencia fue enorme y BIEN MERECIA ese ceremonial de honor a sus restos. Mejor ahora que nunca.

Celebro leerte de nuevo, yo decia que hay la duda enorme si te habias ido de porrista a sudafrica... jeje, aunque nada impide que estes escibiendo tu columna alla entre leones y cebras.

¡Un saludo donde quiera que andes y te hayas metido!

Sergio de Régules dijo...

Es que el martes pasado anduve en Guadalajara, presentando un "café científico", y a esas horas estaba en el aeropuerto.
En cuanto al Coper precioso: la iglesia condenó su libro más de 70 años después de su muerte. Antes no tuvo ningún problema con él. De hecho, el papa de la época era amigo de Copérnico y hasta lo animó a publicar. El que la iglesia se malquistara con Copérnico fue culpa...¡de Galileo! Como Galileo se volvió rabiosamente copernicano después de susdescubrimientos con el telescopio, y como Galileo era muy convincente y al mismo tiempo muy burlón, la iglesia, para fregar a Galileo (y como se dio cuenta de que Copérnico en realidad sí le molestaba) prohibió el libro de Copérnico. Pero lo desprohibió ya hace mucho tiempo.