viernes, 29 de febrero de 2008

Chamacos méndigos (lo del pepino está más abajo)

Usted ha oído hablar de los niños índigo, esos seres de luz cuántica hiperluminiscente y monocromática que vienen a rompernos los paradigmas. Ahora los científicos John April y George Fool, del Laboratorio Místico Cuántico de la Universidad de Arkham, han descubierto una categoría vibracio-espiritual superior a los niños índigo: los chamacos méndigos.
Los chamacos méndigos, según April y Fool, son seres de luz muy sensibles y vienen al mundo con la misión de poner a prueba nuestra paciencia y cordura, ello para hacernos más tolerantes e instaurar así el reino de paz en el mundo. Aunque los chamacos méndigos son almas puras y bondadosas, llenas de luz, nunca se comen el desayuno, siempre se dejan la carne, no hacen la tarea, muerden a sus compañeritos de escuela y patean a la maestra, profiriendo insultos de taller mecánico. Suelen reprimir sus emociones y no decirle nada bonito a nadie —antes bien todo lo contrario— porque, en su inmensa sensibilidad y luminiscencia, saben que pronto tendrán que partir a cumplir su misión cósmica y les duele pensar en lo tristes que nos podríamos cuando se vayan si llegáramos a encariñarnos con ellos. Eso puede hacer que parezcan antipáticos, maleducados e insoportables, pero hay que tenerles paciencia porque son seres de luz. April y Fool, descubridores del fenómeno, recomiendan a los padres de chamacos méndigos usar sus habilidades intuitivas para sintonizarse con la energía de estos niños y crear ondas cuánticas supercoherentes en estados enredados de Einstein-Podolsky y Rosen de pura bondad infinita; consejo súper práctico que no dudo que aprovecharán muchos de mis radioescuchas.
Lo que sigue es una grabación auténtica, registrada con micrófonos ocultos en la casa de una familia con un chamaco méndigo. Esta grabación puede servirles a los padres como muestra de lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer con estos seres llenos de luz y sabiduría:

Padre: Querida, el niño acaba de provocar un corto circuito que fundió los fusibles de todo el edificio. Metió los dedos en el enchufe.
Madre: ¿Otra vez? ¡Ay, que muchachito tan picarón!
Padre: ¿No crees que sería hora de decirle algo, no sé, un regañito muy chiquito, por ejemplo?
Madre: No seas bruto, Ramiro. Es un ser de luz. Es natural que quiera meter los dedos en la toma de corriente, y si les causa pequeños incovenientes a los vecinos, todo es por el reino de paz que se avecina.
Padre: Querida, el niño acaba de matar al perro.
Madre: ¡Qué inmensa bondad! Seguro que, con su clarividencia, vio que al perro le deparaba el destino mucho dolor y decidió ahorrarle el sufrimiento a la pobre bestezuela.
Padre: No se lo ahorró: se lo adelantó.
Madre: Pero, a ver, ¿está sufriendo el perro?
Padre: Ya no.
Madre: ¿Ves?
Padre: Querida, el niño acaba de saltar por la ventana. ¿Llamo a la ambulancia?
Madre: No. Sin duda ya había llegado su hora de partir en misión cósmica de pacificación.
Padre: No, pos ahora sí va a haber paz…por lo menos en esta casa.
Madre: ¿Qué dijiste, Ramiro?
Padre: Nada, querida.

April y Fool han observado que, con la llegada de los niños índigo, y sobre todo de los chamacos méndigos, cada vez hay menos niños maleducados. Esto puede deberse a la misión de paz y de luz de estos enviados de los dioses…o simplemente, como dicen algunos descreídos malditos, a que los padres somos capaces de inventarnos cualquier justificación, por tonta que sea, con tal de no reconocer que nuestros hijos son un asco.

7 comentarios:

Cazador De Microbios... dijo...

Sergio de Régules es usted mi ídolo de cabecera, he quitado todos mis posters de Cesar "chelito" Delgado por poner el suyo de usted, antes de escuchar su sección pensaba que los físicos eran unos aburridos, engreídos, y dementes, ahora solo pienso que son dementes, muy buena tu sección en radio...Saludos..

Me gustaria que algún día tocaras la relación entre la Física y el DNA,Schrodinger tiene mucho que ver en eso.. saludos

manuel dijo...

Por eso dirá el populo que eres como el amor de madre -grande y conejo-

Sergio de Régules dijo...

Muchos físicos SÍ son unos...todo eso que dijiste. Lo que pasa es que yo me pasé a la divulgación de la ciencia, y en esta profesión ser todas esas cosas sería equivalente al suicidio. Lo de demente me cuadra. Gracias, cazador. Schrödinger y "¿Qué es la vida?". Lo pensaré. Buena idea.

Sigfred dijo...

Excelente metáfora sobre esa insostenible idea de los "niños índigo". Me quedo con los "Chamacos Méndigos", a los que en caso de descuido de su madre, se les puede aplicar el correctivo de un coscorrón bien puesto.

No lo escuché por radio y no sé si lo explicaste, pero supongo que los descubridores de los "Chamacos Méndigos" -April y Fool- se refieren a cierta fecha que se celebra en Estados Unidos y que es análoga a nuestro 28 de diciembre... ¿es así?

Sergio de Régules dijo...

Así es, exactamente: april fool's day (el 1 de abril) es el equivalente a nuestro día de los inocentes y la gente se hace bromas y los periódicos sacan noticias falsas, como aquí. El primero de abril también se celebra en Francia, donde se hacen bromas llamadas "poisson d'avril" (pescado de abril, no sé por qué). Era un mensaje para lectores y radioescuchas informados.

Anónimo dijo...

Estimado Sergio!

He leído su publicación en el blogger, le caché que era un estilo de información lcon dirección a la broma... pues soy psicólogo y entre mi conocimiento de índigos a méndigos... es bueno que le agregue estilo de humor a la cápsula, tengo un programa de radio en cancún cada domingo a la 1pm en caribe fm y buscaba info curiosa y me he encontrado con esto por recomedación!!!

Un saludo,

Sandy Robaldino

Alejandro Sierra dijo...

No puedo decir que mi experiencia personal tenga validez estadística, pero he observado que la fatuidad de un físico está en relación inversa proporcional a su verdadero valor como científico. Algunos de los físicos más brillantes que he tenido la fortuna de conocer son sorprendentemente amables y tratables. En cambio, otros, entre algún profesor de la carrera o algún investigador con el que me he topado como técnico académico, confirman esa imagen del físico engreído fatuo.

Sí, también estudié física pero también cambié de rumbo en el posgrado. Y fui muy brevemente alumno de Sergio en el diplomado.

Por cierto, Sergio, no conocía tu blog ni tu programa de radio hasta ahora. Fue una agradable sorpresa.