martes, 30 de marzo de 2010

Ciencia y magia en México

Gracias a Martín Bonfil por enviarme esta noticia

María de las Heras publicó recientemente una encuesta en el periódico El país, de España, acerca del valor que le dan los mexicanos a la ciencia. A la pregunta "¿qué tan importante cree usted que es la labor de los científicos comparada con otras profesiones?" 72% contestan que "es de las más importantes", no faltaría más. Para 21% la ciencia es importante, pero no tanto. Suena alentador: casi un cuarto de los mexicanos valoran la ciencia; pero, como siempre, las encuestas hay que interpretarlas. Me pregunto yo qué entenderán por "ciencia" los encuestados. María de las Heras comenta en su artículo que, en efecto, en otras encuestas se ha visto que muchas personas en México consideran ciencias la astrología y las curaciones mafufas (estoy parafraseando, claro: doña María no se expresa así). Para muchos compatriotas deslumbrados por la televisión de por acá (que es de las peorcitas del mundo), el científico mexicano más importante es un tal Jaime Maussán, personaje que se dedica a colgar platos de un hilo, filmarlos y hacerlos pasar por naves de otro planeta. No hace falta decir... falso: sí hace falta decir que Maussán no es científico: no tiene ni la formación, ni la actitud ni el reconocimiento de la comunidad profesional pertinente; tampoco presenta sus resultados de manera que se los pueda criticar, como es obligación de todo científico que se respete. Así pues, la primera pregunta no revela gran cosa.

El 21% me recuerda una pifia que cometió en la radio Gaby Vargas, conocida experta en imagen y buenas maneras en la empresa. Comentando sobre el modo correcto de vestir, señaló que los científicos (esos bohemios, fachosos incorregibles) se podían vestir como les diera la gana, pero que en las profesiones "serias" había que ser más circunspecto con el atuendo (parafraseo otra vez: doña Gaby no se expresa así...).

En la encuesta de María de las Heras siguen tres preguntas sobre la confianza de los mexicanos en el poder de la ciencia para resolver tres problemas serios (ésos sí) en los siguientes 10 años. Los problemas son la desnutrición, la escasez de agua y el remedio del cáncer. Cerca de la mitad de los interrogados consideran que es poco probable que la ciencia los resuelva en 10 años. Esta falta de fe no indica de ninguna manera que el entrevistado no tenga confianza en la ciencia en general. Durante un breve intercambio de mails entre varios colegas, iniciado por Martín Bonfil, intervino el biólogo Antonio Lazcano (científico reconocidísimo, ése sí) para decir que él tampoco creía que la ciencia pudiera resolver esos problemas en 10 años. Pero ni Lazcano ni los otros interlocutores pensamos que haya otra manera de encontrarles remedio; no será en 10 años, pero en más, puede que sí, y en todo caso no serán los chamanes ni las astrólogas quienes les pongan fin.

"¿Usted se dejaría hipnotizar para saber algo de sus vidas anteriores?" inquiere María de las Heras. Pues para contestar falta que haya vidas anteriores. La pregunta da por sentado que sí (sin que esto implique que la encuestadora lo cree). Quien contesta que no, no está negando la reencarnación; es decir, no está mostrando necesariamente una actitud científica. En efecto, se puede creer que sí hay vidas antes de la vida y al mismo tiempo no querer saber nada de ellas. ¿Qué tal si uno fue Hitler en su vida anterior, o Marcial Maciel? Así pues, hubiera sido mejor preguntar llanamente si uno cree en la reencarnación y ya. Dicho sea de paso, los científicos en general no creemos en la reencarnación porque esa hipótesis no ha pasado las pruebas de control de calidad que exige la ciencia.

Me parece alentador que 50% de los entrevistados hayan contestado que no creen en el poder curativo de las piedras como el cuarzo y el zafiro, pero para darle más fuerza a la pregunta se podría haber formulado así: "si usted (o sus hijos) estuviera gravemente enfermo, ¿recurriría al cuarzo, los imanes, los zafiros, los cristales, el reiki, la imposición de manos, la "medicina cuántica"....?" Ésa sería una buena prueba de la fe en curaciones mágicas. Es como preguntar si uno consultaría el horóscopo para saber qué coche comprarse. Cuando está en juego el sustento, la mayoría somos más científicos que en otras situaciones ordinarias.

Al final María de las Heras pregunta "¿usted cree que la fe puede lograr cualquier coas en la vida?", y un demoledor 81% le contestan que sí. ¡Qué bonito! ¡Qué idealistas somos los mexicanos! Bravo. Sin embargo...

Vamos a ver, si yo de veras me empeñara con toda mi fe (en mí mismo, o en el Altísimo), ¿podría elevarme por los aires sacudiendo los brazos como una mariposa?, ¿llegar a Marte en bici?, ¿ser presidente de Ucrania?, ¿curar el cáncer? Porque "cualquier cosa" quiere decir "cualquier cosa", todo. Nada habría, entre lo posible y lo imaginable, que no estuviera a nuestro alcance con sólo tener fe de algún tipo. ¿De veras creemos semejante cosa? Eso de "la fe mueve montañas" es una de esas frases huecas, pero bonitas, que uno dice sin pensar. A mí me parece que los mexicanos no creemos en realidad que baste tener fe para conseguir lo que sea...

19 comentarios:

Gerardo Gálvez-Correa dijo...

Ah, mi querido Bohr; que lastima no tener a la mano en este preciso momento la luminosa novela de Kurt Vonnegut Jr. Madre noche, y sacar la cita exacta. Pero, palabras mas, palabras menos, pone algo así como "digase lo que se diga acerca del dulce prodigio de la fe ciega, considero aterradora y despreciable la capacidad de tenerla".

Tampoco tengo acentos, excepto en alguna que otra palabra que se autocompleta.

Heisenberg

Sergio de Régules dijo...

Mi querido Heisenberg. Sí tienes acentos, pero son filosóficos, no ortográficos. A ver cuándo nos aventamos un sabroso seminario. Estoy leyendo muchos libros de historia de la física y de física.

El Bohr

ecarrasco dijo...

No se trata de tener "fe" o no tenerla, yo creo que en nosotros los "mexas" el vaticano encontro el exelente nicho de mercado, al vendernos la idea (equivocada dicho sea de paso) de que: 1.- Con la "fe" todo se puede. 2.- La humildad (no tener riqueza) es bueno. Con estas 2 ideas el mexicano ha hecho de su vida, su pensamiento y su cultura (la poca que tenemos) un verdadero relajo, pensando que vivir humilde significa ser pobre y que con fe todo es posible, me imgino a una sociedad realmente pensando que con solo hecho de pensar que dios le mandara lo que pide, no movera ni un dedo con tal de alcanzarlo, como decia mi abuela, "Dios dijo ayudate que yo te ayudare", lo que queria decir es, que por mas fe que tengas, por mas ferviente seas, uno tiene que salir adelante, del cielo no caen las cosas, y es aqui en donde los mexas hemos torzido el significado.

José María Hdz dijo...

Pues yo pienso un poco más positivo. Eso de que con fe todo se puede, pues sí, es más una frase bonita que el estricto significado de las palabras. Pero creo que es bueno pensar que con fe se pueda todo, aunque estemos convencidos de que no vamos a poder convertir piedras en libros por más fe que tengamos.
La encuesta tampoco se enfoca en la religión, sino en creencias sin explicación, en general. Pero cada quién la enofca como quiere, y ese es el problema de las encuestas que se nos presenta.
Yo por mi parte, lo que más me lamento no es que se crea o no se crea, sino que no que no se tenga educación ni cultura. Eso de que la idea erronea de humildad mantiene a los pobres satisfechos no me cuadra, cuando sabemos que muchos de esos pobres se van a estados unidos, y otros tantos se van del lado de los narcos para tener dinero facil.

Gerardo Gálvez-Correa dijo...

Mi querido Bhor:

¡Ya descubrí los acentos y los signos de interrogación y admiración!

Ya revisé la novela de Vonnegut... Si cambias "prodigio" por "milagro", y "diga" por "quiera", tendrás las palabras del autor tal como las tradujo Anagrama.

¿Seminario?

Tú sólo tienes que decir: "¡Rana!", y yo salto.

Heisenberg

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Estimado Sergio, lastima, pero este comentario te salió amargoso.

Ya me voy dando cuenta que los cientificos son muy celosos del valor del conocimiento adquirido de manera rigurosa, y realmente desprecian las creencias. Martin Bonfil generalmente es mas rasposo para comentar, pero en general siento que tu habias aceptado ese pensamiento medio ingenuo y medio supersticioso de la gente, con generosa tolerancia... pero aqui si que se te acabo la comprension...

A RIESGO de ofender a las buenas conciencias cientificas que leen este blog, YO DIRIA a un cientifico que se admire/escandalice/desprecie las convicciones no fundadas en preubas, yo les diria: MIENTRAS QUE LA CIENCIA NO SEA CAPAZ DE OFRECER TODAS LAS RESPUESTAS (Y NO ES CAPAZ) TOLEREN MAS CUANDO UNA PERSONA BUSQUE EXPLICACIONES EN OTROS LUGARES... y las dudas, no son simples y concretas, son VITALES Y COMPLEJAS: ¿que caso tiene una vida que termina como un switch que se apaga? ¿que caso tiene el concepto del bien y el mal, si todo se reduce a sofisticacion de la conducta producida por seleccion natural? ¿la fidelidad o infidelidad de pareja, va mas alla de las pautas de comportamiento biologicas? ¿cual es el sentido de la vida humana? ¿si la alma no existe, si la vida cesa al morir el cuerpo, las personas que ofrendan su vida por un ideal, son heroes o enormes idiotas?
La ciencia puede y esta muy bien explicando al mundo material, esa es su materia. Pero SOBRE el mundo material, esta la realidad humana, y la esfera moral, sentimental, etica, es decir, lo que nos hace humanos, esa no esta sujeta a reacciones medibles, cuantificables, reproducibles y verificables. Sientolo, pero la ciencia no responde y no puede responder a estas REALIDADES; y no deberian los cientificos con esa ligereza, decir a los que buscan en otro lugar, no entienden la ciencia y no saben su valor...

... Sencillamente, la ciencia no lo explica todo. No deberian ser tan soberbios los cientificos, es mas, entre todos los humanos, lso cientificos deberian estar mas concientes de lo poco que sabe el ser humano. Deberian ser mas como socrates, vaya, hasta les dejo una frase para que se protegieran de la soberbia. ¿Se la saben?...

José María Hdz dijo...

esta es la primera vez que concuerdo mucho con lo que dice Luis Martín. No me gusta criticar lo que se dice o se piensa, lo tengo como regla general: si quieres considerarte abierto de mente y tener un juicio imparcial no debes juzgar a nadie por lo que dice o piensa, mientras no afecte a nadie más. Por eso no quiero decir nada de que los cientificos sean soberbios o celosos, cada quien.
Pero si recuerdo haber leido en un libro de Carl Sagan que escribia, "tal vez haya algo de verdad en esas doctrinas (hablaba de las religiones, la astrologia, el espiritismo, las cirujías psiquicas, etc.) pero la amplia aceptación de que gozan transluce una absoluta falta de rigor intelectual...", y estoy totalmente de acuerdo, las religiones y las creencias de fe, no se someten a pruebas, y por lo tanto carecen de fundamentos y de credibilidad para los más escepticos. Pero eso no quiere decir que sean erradas en su totalidad. Y, como no conocemos todo lo que existe en el universo, cabe la posibilidad de que tengan razón en algun aspecto los que creen aspectos inexplicables. Entonces pues sí, "la soberbia divide a los hombres, la hummildad los une"; eso aplica para cualquier doctrina, sin importar su creencia o su ausencia de.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Estimado Sergio, en uno de tus articulos pasados (ay subsuelo no te azotes) te preguntaba yo si la liberacion de la energia de lso choques de la placa de nazca con la placa americana, acaso podria rebotar en redistribuir tension a placas mas al norte y digamos, la falla de san andres... esto es algo que tu pusiste en ese articulo: "...Ross y sus colaboradores alegan que los terremotos no sólo disipan tensiones localmente, además las transfieren a otras regiones de la misma falla, e incluso a fallas vecinas. Además, dicen los investigadores, aún los cambios pequeños pueden afectar notablemente la sismicidad de una falla. En consecuencia, los terremotos “conversan”.

En su momento me dijiste que no, que es imposible saber que venga un terremoto... ¿pero por que temblo en Mexicali, precisamente en la falla de San andres? estimado Sergio ¿no podrian revisarse las conclusiones cientificas, sobre todo en esto de que no se puden predecir temblores, a la luz de las ya frecuentes (y preocupantes) sacudidas de la tierra en tan corto tiempo?

No es a cuento de este articulo, pero me interesa por lo que estamos viendo al respecto.

Jesús Magonz dijo...

No creo que ciencia y fe estén peleadas, es más en la católica hay un don que se llama "Don de ciencia" jejeje.

En qué momento te das cuenta de que la fe no vale la pena Sergio? explícanos bien por qué estás desilusionado con esto? que te pasó? o no la aceptas porque perderías credibilidad con tu comunidad cientifica?


Creo que la ciencia nos sirve también para no dejarnos llevar por charlatanerías, pero también para darnos cuenta que hay algo que en miles de años no hemos podido refutar ni demostrar cientificamente, algún dia podremos yo creo que si... no hay que perder la fe =P

Anónimo dijo...

Yo, sinceramente tengo en fe (esperanza) en las buenas ideas, en los buenos proyectos, supongo que en la ciencia también ha de existir algo parecido quizá relacionado con las teorías o sus consecuencias pero a diferencia de las primeras, lo que las ha de fundamentar (sigo suponiendo) ha de ser una serie de razonamientos lógicos (o a lo mejor a veces no tanto) pero siempre congruentes con lo que podría llamarse le "realidad". ¿Qué razón sería lo suficientemente demoledora como para afirmar que es válida la inducción siempre en ciencia? ¿No es acaso fe también si las causas por las cuales las personas se convencen de la veracidad de una fe, dependen de los enunciados en los que estas confían (no lo sé, por ejemplo una demostración)? Si fuera así, la fe no sería inútil del todo.


Bueno es mi muy humilde opinión, talvés les parezca estúpida a algunos, tienen todo el derecho.

Saludos a todos.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Anonimo de 12 abril a las 9:49, no hay posturas tontas, siempre que sean honestas. Que honestamente busques una verdad... ni siquiera cuando uno resulte minoria, hay que sentirse menos ¿que mas abrumadora minoria que Colon, que tenia la tonta idea que la tierra era redonda?

Solo habria que sentirse mal, cuando meta uno cizaña para ganar una discusion; ahi si, quienes dejan de buscar la verdad para solo buscar ganar una polemica, bueno, ahi si da pena ajena.

Yo digo...

Sergio de Régules dijo...

Uy, no sé por dónde empezar... Bueno, Jesús: no estoy desilusionado con la religión porque yo nunca he sido religioso. Las explicaciones sobrenaturales simplemente no me dan satisfacción, no me parecen elegantes ni estéticas, si quieres; por eso prefiero quedarme sin explicación que aceptar una que requiera magia. Pero eso es personal y no pretendo imponérselo a nadie más. El artículo o entrada del blog fue más bien para señalar que la encuesta no está bien hecha, pese a ser de María de las Heras.
Luis Martín: uno puede sacrificar su vida por una noble causa, ser fiel a su pareja, etc. por satisfacción personal, por saberse útil en la construcción de un mundo mejor para todos, por el bien común; todo sin necesidad de alma ni de vida eterna. ¿O me estás diciendo que sólo vale la pena hacer el bien si uno sabe que lo reconpensarán en la otra vida, y por toda la eternidad? Espero que no. En todo caso, hasta me parece más valiente, más noble, etc., etc., hacer el bien y comportarse éticamente SABIENDO que no habrá recompensa.
En fin, que la vida y las buenas acciones tienen muchísimo sentido también para nosotros los ateos.

Sergio de Régules dijo...

En efecto, la ciencia no lo explica todo (ni lo explicará), pero para mí la actitud científica, racional y materialista, va más allá de su utilidad como explicación del mundo: me conduce a inventarme para mí una moral y una ética que se rigen por el daño o el bien que puedan hacer mis acciones a las personas y a la comunidad, mucho menos abstracto que la ira de un dios. Las malas acciones lo son porque hacen daño a las personas, no porque desagradan a la deidad. Los ateos -o yo, por lo menos- sí creemos que hay cosas que nos trascienden; por ejemplo, el bien común, el deber para con otros (los hijos, la pareja, los amigos, la familia, el país, la humanidad, la naturaleza). Please, no me hagas pensar en la ex esposa de un amigo mío, que se preguntaba, escandalizada y a mis espaldas, qué valores les iba yo a inculcar a mis hijos si no creía en dios.

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Sergio:
1. Dos consideraciones antes de contestarte... UNO, no se por que razon, cuando estoy escribiendo, me parecen mis frases justas, razonables, pero invariablemente cuando las releo despues, las encuentro demasiado suras, o cortantes o belicosas; no se que pasa, pero siempre es asi y me pesa no dar el mensaje correcto; me disculpo si ofendo. DOS, en cambio, quiero reconocerte que aunque a veces me han salido hacia ti comentarios acerados, has tenido la calma para contestarlos, evadiendo lo personal y enfocandote en los argumentos; bien por ti y lo reconozco.

Ahora bien, veo que no supe explicarme; para nada pienso como la ex de tu amigo... hay personas buenas y valiosas en todos los creedos y los no creyentes asi como malas en todos lados. LO QUE YO QUISE DECIR (jaja ¿no podria pasarme Fox su vocero?) es que ¿como pedirle a alguien que, por ejemplo, sacrifique su vida, en pro de una causa noble, si la conviccion es que muriendo se acabo todo. Para mi, es muy dificil de pedir o explicar. SÍ, concuerdo contigo, que maravilla quien este dispuesto de ofrecer su vida, si piensa que no hay un mas alla... Pero aqui, disculpa Sergio, yo te invitaria aunque fuera por cultura general, a que nos leyeras a lso catolicos (cristianso en general) y veras en la Biblia, que si algo dice Dios, es que no seamos interesados. Que no actuemos en funcion al premio prometido, que no hagamos cuentas de mas y menos, en sus numerosas parabolas, Cristo nos dice una y otra vez que la logica humana no es la de Dios, que los que se cran buenos no miren por sobre el hombro a lso que juzguen malos.

No, tal vez la Fe en Dios tiene el peor departamento de comunicacion social del mundo, pues una Fe basada en Cristo es de generosidad, aceptacion y lo mas radicalmente alejada del odio y resentimiento; que ironia que intolerancia, castigo y menosprecio sean los sanbenitos colgados con mas ligerteza a mi religion.

Una ultima, perdon por el abuso de espacio y tiempo: Dios existe, y no importa que yo se tan tonto que no te lo pueda explicar ni convencer, existe; pero lo mas maravilloso es que quienes no creen, quienes son ateos, aun asi tendran su reconocimiento y su herencia pues Dios no escucha discursos, sino atesora las obras, obras buenas, justicia, caridad, amistad, alegria, empatia, y todo lo que un buen hombre pueda y quiera dar a sus hermanos. Dios juzga y aprecia las obras. LA DIFERENCIA, estimado y apreciado Sergio, es que quien carece de Fe VIVE EN LA INCERTIDUMBRE SIN NINGUNA NECESIDAD, no hay para que, la Certeza ya está aqui entre nosotros, ya vino para quedarse.

Permiteme dejarte con UNA PERLA de la Biblia, un exhorto del Maestro, que hace mas de dos mil años penso en quienes, al no creer, tienen en su alma, aunque no lo quieran confesar, EL AGUIJON DE LA INCERTIDUMBRE.

Cristo confortó, y a la vez ordenó: NO TENGAN MIEDO. Ese es el tremendo regalo de la Fe, desarma al miedo. Y Sergio, mientras que te manejes en conciencia, como con gusto veo que es tu afirmacion, no te preocupes si eres ateo o no; Cristo está ahi en ti, dentro de ti, en esa conciencia... ¡pero que divertida te darias, que felicidad tendrias, de saber de donde viene la bondad del alma humana!

Y me callo, espero no haber empalagado.

Jesús Magonz dijo...

yo digo que Luis Martin ponga su blog religioso.. y Sergio ponga comentarios científicos más largos que la entrada original del blog.. jeje

Saludos!!!

Nos seguimos leyendo

Sergio de Régules dijo...

¡Luis Martín! No, no me ofendiste. Has de saber que tengo varias biblias: dos traducciones distintas en español y la King James en inglés, que tiene un lenguaje maravilloso. Me encantan mis biblias, ahí donde la ves. (Te confieso que también tengo dos coranes, un Rig Veda y un Bagavad gita, pero la Biblia me gusta más porque la entiendo más).
Fíjate qué chistoso: yo siempre he pensado que la ciencia también te quita muchos miedos innecesarios. Incluso escribí un libro titulado "Después del miedo, la ciencia". Voy a poner la introducción como entrada del blog, a ver qué te parece.
La ciencia de ninguna manera se equipara con una religión, pero curiosamente muchas de esas cosas que tú encuentras en la religión, yo las saco, no de la ciencia, sino de mi punto de vista completamente secular. ¿No será que traemos todos lo espiritual dentro, y que unos lo manifestamos como creencia religiosa y otros como otro tipo de visión del mundo? ¿Que todos, a fin de cuentas, nos fabricamos una columna vertebral mental para interpretar el mundo y desempeñarnos en él? Algo así...blablabla...

Luis Martin Baltazar Ochoa dijo...

Amigo Sergio: gracias por tu comedida respuesta, la mia, mejor la anoté en tu siguiente entrada al blog.

Solo te digo que que bien que tengas Biblias y otros libros base de religiones importantes ahi contigo; me confirma que tu curiosidad por lo humano no discrimina. No creas, yo tambien me intereso por mas cosas que lo crisitiano, en especial me llama mucho la atencion la busqueda tan meritoria de la perfeccion humana por los budistas, la devocion enorme de los muslim (siempre que no se les vuelva fanatismo) o la refinada espiritualidad del judaismo. En efecto, el hombre busca y busca y busca, yo creo que Dios, a una busqueda honesta y valiente, jamas podria verla mal.

Acepto, respeto y defiedndo tu ateismo. Sigo creyendo que te divertirias mas siendo catolico (cristiano), pero que carambas, es tu camino y bien llevado. Si lo crees asi, asi sigue, yo te apoyo. Y si en el tiempo, un dia, por algo, quisieras creer, ¡animo! tambien se vale.

Pepe Campillo dijo...

Basta con mencionar al oscurantismo en la Edad Media donde la única forma de comprender al mundo era la fe y la religión. Si yo me siento inútil cuando se va la luz en mi casa, no puedo imaginar qué se sintió en aquella época. La ciencia me encanta porque es humilde: siempre reconoce sus errores. El conocimiento que genera lo somete a prueba a cada instante. Mi confianza total a la ciencia para una comprensión mejor de nuestro mundo y universo.

Pilar Zamarrón Alduncin dijo...

Queridísimo Sergio De Régules:
Yo si tengo fe!
Y sabes porque? Porque yo no sabía NI ENTENDÏA NADA DE CIENCIA, pero nada.
Y com escultora no había "tanto" problema, con mis clases básicas de bachillerato me parecía suficiente. Recuerdo un experimento donde un gas se convertía a otro estado y que yo asombrada vi los colores rosa a violaceo , ¿que vi? ¿no lo recuerdo. Pero los colores su forma eterea me fascinaron.
Pero porque te escribo esto. El IPICYT festejando su 10o Aniversario me invitó a trabajar en un proyecto con ellos. Y Logramos una nanoescultura. Y he aprendido tanto en esos días de ciencia, y aplicada que estoy fascinada. Y lograron su objetivo de acercar a la ciencia al arte y al arte a la ciencia.
Estamos muy contentos con el resultado, la primera nannoescultura del país pero lo mas interesante fue el proceso y que si puede influir la ciencia, si la ciencia es amable con uno como cuando tu nos las acercas a trevés de la radio.
Mi nombre es Pilar Zamarrón, si quisieras ver las fotos de la nano estan en mi facebook, y mi dirección de mail: pesetaa@hotmail.com