martes, 15 de septiembre de 2009

Invasores cerebrales

¿Conque piensas que tú eres el arquitecto de tu propio destino, que tú tomas tus decisiones, que a ti nadie te manipula, que tú buscas siempre tu propio bien? Esta conclusión está justificadísima: por ejemplo, ¿quién me obligó a mí a poner en marcha este blog, o a escoger el tema de hoy? Nadie. Lo decidí por mí mismo porque me pareció lo mejor para mí... ¿no?

El filósofo estadounidense Daniel Dennett demuestra de la siguiente manera que nuestras acciones no están necesariamente encaminadas a maximizar nuestro propio bien: imagínense que van por un prado y ven una hormiga que trepa por una brizna de hierba, llega a la punta y se cae, y vuelve a trepar, y se cae, y vuelve a trepar... ¿Qué fin persigue esa hormiga? ¿Qué gana con ese comportamiento? "Nada", dice Dennett. Resulta que la hormiga tiene en el cerebro un parásito, llamado dicrocoelium. "Un gusanito que invade el cerebro", dice Dennett:

Un parásito que tiene que llegar al estómago de una oveja o de una vaca para poder continuar su ciclo de vida. Los salmones nadan río arriba para desovar, mientras que los dicrocoelium se agencian una hormiga, se le meten en el cerebro y la obligan a trepar por briznas de hierba, como si la hormiga fuera un vehículo todo terreno. De modo que para la hormiga no hay beneficio. Su cerebro ha sido secuestrado por un parásito que lo infecta y le induce este comportamiento suicida. ¡Qué horror!

Elaborando sobre una idea original del etólogo británico Richard Dawkins, Dennett luego se pregunta si no nos puede pasar lo mismo a las personas. ¿Habrá algún tipo de invasores cerebrales que nos obliguen a actuar contra nuestro propio bien? Claro que lo hay: se llaman ideas y nos pueden inducir comportamientos muy dañinos para nuestra supervivencia o la de nuestra descendencia. Los pilotos de los aviones del 11 de septiembre y los miembros de la secta Heaven's gate se suicidaron por razones parecidas: pensaban que un ente superior se lo exigía (Alá en el caso de los pilotos, unos extraterrestres en el caso de los Heaven's gate). Otras personas han muerto por sus creencias políticas, por su adhesión a una causa, por la "libertad". Estas ideas son como parásitos que pueden inducir un comportamiento suicida.

Hay parásitos que esterilizan a sus hospederos. Hay ideas que hacen lo mismo: el voto de castidad es una idea esterilizante (siempre que se cumpla estrictamente, claro).

En el libro El gen egoísta, publicado en 1976, Richard Dawkins alega que el motor de la evolución no es la pugna de los individuos por sobrevivir y dejar descendencia, sino la pugna de sus genes por perpetuarse. Los genes de un individuo son como un consorcio cuyos miembros cooperan para transmitirse a la siguiente generación. Así, si los seres vivos individuales por lo general nos conducimos de tal manera que se maximice nuestra descendencia es porque, en cierta forma, el consorcio de nuestros genes nos manipula como si fuéramos vehículos para llegar a la siguiente generación. Los genes operan como si sólo buscaran su propio bien, como si fueran egoístas. Dawkins no dice que los genes tengan intenciones ni conciencia: únicamente que los que hoy quedan luego de miles de millones de años de historia de la vida tienen que ser, por fuerza, genes que favorecen de alguna manera la supervivencia y la reproducción de los organismos que los poseen (salvo los genes defectuosos que pueden pervivir en una población siempre y cuando no la eliminen). Si alguna vez hubo un gen del suicidio o de la esterilidad, hace mucho tiempo que quedó descontinuado por razones evidentes.

Al final de su libro Dawkins compara las ideas con los genes: las ideas también se reproducen (por educación, cultura, adoctrinación, propaganda...); y las ideas también influyen en nuestro comportamiento. El etólogo propone llamar memes a las ideas vistas desde esta perspectiva (mem, en singular, recuerda gen y memoria, aunque la idea original de Dawkins es la "imitación", que en griego se dice mimeme). La idea de libertad es un mem como también lo es la moda, o una simple tonadilla pegajosa que le da a uno vueltas en la cabeza. Cualquier idea que pase con facilidad de un cerebro a otro por convincente --o simplemente por pegajosa-- es un mem. Daniel Dennett, en su libro La peligrosa idea de Darwin, retoma la idea de memes y la extiende para alegar que hasta la cultura humana es producto de la evolución, y no sólo el cuerpo humano. Nuestros organismos están llenos de genes que les dan forma y los manejan; nuestras mentes están llenas de memes que les dan forma y las manejan.

¿Quién tiene el cerebro invadido por ideas que lo manipulan? ¡Todo el mundo! Pero no hay que inquietarse. Si la idea de los parásitos les resulta demasiado perturbadora, podríamos cambiarla por otra: no es que los memes nos invadan el cerebro, que sin esto sería libre, más bien somos nuestros memes. Un cerebro sin memes es como una computadora sin programas.


20 comentarios:

Frida Caballero dijo...

Hola Sergio, como siempre es un gusto escucharte y leerte ya que muestras un mundo facinante, el problema (por así decirlo) es que hablas de otros libros y estos me llevan a otros. Yo rápidamente los busco, pretendo leerlos todos y no solo eso, quiero que mi hija lo haga también, en fin como dice Ernesto Sábato necesitaré vivir al menos 900 años con una aya de esa edad. Felicidades!!

Sergio de Régules dijo...

Gracias, Frida. Sí, es el maldito problema de la intertextualidad...o tal vez sólo el de los demasiados libros. A mí me pasa una cosa similar con mi colección de los "Great Books" de la Enciclopedia Britannica: ¿por dónde empiezo?, ¿los leo todos?, ¿en orden cronológico?, ¿he de leer cada libro de cabo a rabo? Al final acabo leyendo un poquito de éste y otro poquito de aquél. Luego se me olvida todo. Soy impermeable a los memes.

José María Hdz dijo...

Jajajajaja, me dio risa "soy impermeable a los memes".
Sergio, empecé a leer el comentario de hoy y enseguida pensé en el libro de Dawkins, y luego ya vi que lo tomaste como referencia. eso del selfish gene, al principio me disturbó un poco, luego me fui haceindo a la idea de que no todo se puede tomar con seriedad; me refiero a que es posible que esa teoria de los genes sea cierta, pero al final no me preocupa ni me importa si son los genes los que quieren sobrevivir o si es la hormiga la que en verdad es estúpida y sigue escalando la hierba cada vez.
Pero lo que si creo es que hay mucha diferencia entre los suicidas de al qaeda o los de heaven's gate, y los personajes que han muerto por la libertad o por ideologías políticas. Hay de casos a casos yo se, pero esos que murieron por la libertad, su fin no era morir, sino ser libres. A diferencia de los otros los cuales deciden matarse para lograr algo. Es un poco confuso, pero pienso que hay cosas que no se traducen al simple catalogamiento de situaciones y comportamientos (este se murió por lo que pensaba, enotnces va en la columna de "muerte por ideología"). Dawkins me parece un fanático de la ciencia, y al igual que los fanáticos religiosos, o los fanáticos de izquierda o de derecha, me parece que carece de criterio objetivo e imparcial.
Me gusta pensar que, a pesar de que nos rigen leyes naturales, tenemos tanta libertad que hasta concebimos ideas de que nos rige algo que no podemos controlar.
Me gusta como terminas el comentario, "somos nuestros memes", es exactamente lo que creo. ¿Somos los arquitectos de nuestro destino? Creo que sí, solo que hay quienes construyen una prisión para habitarla y creer que alguien los encerró ahi.
Saludos.

José María Hdz dijo...

¡chin!, no me gusta escribir mensajes tan largos. no me di cuenta hasta que lo publiqué. una disculpa, espero no aburra o de flojera.

Sergio de Régules dijo...

No. Tu comentario es muy intersante. Creo que la intención de Dennett o de Dawkins no debe confundirse con los juicios de valor: no dicen que es malo estar controlado por memes; más bien dicen que es inevitable, y que tan controlado por memes está el suicida fanático religioso como el que da su vida por la verdad, la justicia, la libertad. El que la causa sea justa (lo justo y lo injusto son memes también) no cambia el hecho de que son ideas que nos pueden llevar a la muerte.
En cuanto al fanatismo científico, no sé si, cuando uno es científico, no tiene más remedio que serlo fanáticamente (mientras más conoce uno las explicaciones de la ciencia, más se convence de que no puede haber de otras, dijo, aproximadamente, Einstein). En todo caso, es difícil poner barreras que separen lo que puede ser objeto de investigación científica de lo que no. Yo, con Dawkins, prefiero las explicaciones de tipo científico, pero es cuestión de gustos.

sciencefan dijo...

Susan Blackmore estudia los memes y menciona que se replican de una mente a otra como los virus, y dice que la humanidad ha creado una nueva especie de meme: el teme. ¡¡Peligroso!! y muy interesante.

http://www.ted.com/talks/susan_blackmore_on_memes_and_temes.html

Abajo podeís poner subtítulos en español

sciencefan dijo...

_and_temes.html


ouch! :$ no se puso el link completo, aquí lo completo.

Sergio de Régules dijo...

Gracias, sciencefan. Las conferencias TED son maravillosas. Por cierto, hay varias de Dennett y de Dawkins, aunque Dawkins no habla de los memes.

Pepe dijo...

wow! que interesante! una duda: entonces la religión o las ideas religiosas pueden ser consideradas meme y por lo tanto ¿son peligrosas para la humanidad? me viene mucho a la mente el caso de josmar secuestraviones, ¿Tu q piensas Sergio?

Anónimo dijo...

Estimado Sergio: no creo que se pueda articular una frase como FANATICO CIENTIFICO... Un fanatico es una persona que piensa que solo el puede estar en lo cierto. Eso, por definicion, es lo contrario a un cientifico. Un fanatico nunca podra llegar a ser un verdadero cientifico (aunque fuera un genio) y un cientifico que se dgradara a fanatizarse, dejaria de ser cientifico. Ahora que "fanatico" en el sentido deportivo, mas bien yo lo cambiaria por el calificativo ENTUSIASTA de la ciencia. Ahi si.

Y hablando de MEMES (esta chistosisimo el termino), ¿ENTONCES, AL ESTAR TODO TAN IMPREGNADO TAN PROFUNDAMENTE DE MEMES, PODRIA DECIRSE QUE EXISTE UNA "REAL" OBJETIVIDAD DE PENSAMIENTO?

Añeja, añejisma discusion sobre el termino LIBERTAD: ¿se es libre solo si se es ajeno a influencias? ¿solo si se es por completo no influenciado? ¿y si se es libre, se es responsable? ¿si la responsabilidad está en duda, se puede aplicar la ley? NI HABLAR, TEMA ESPINOZO ESTE DE CUANDO SE ES REALMENTE LIBRE.

Saludos y gracias por este "provocador tema", Sergio

Luis Martin Baltazar Ochoa

Sergio de Régules dijo...

Pepe: el que una idea sea mem (singular de memes) no implica ni que sea buena ni que sea mala: más bien, las ideas se pueden dividir en unidades culturales transmisibles de un cerebro a otro, y esas unidades, según Dawkins, se comportan como los genes en la herencia. Dicho de otro modo, toda idea es mem. La idea de dios es un mem muy exitoso, porque se reproduce en muchísimas cabezas. Igual de exitoso como mem es una tonadita pegajosa que todo el mundo tararea. La única medida del éxito de un mem (como la de un gen) es su capacidad de transmitirse.

enrien dijo...

QUERIDO SOBRINAZO..HE ESTADO MANDANDOTE ALGUNOS CORREOS PERSONALES PERO ME REGRESAN IREMEDIABLEMENTE..HE DE TENER MAL TU DIRECCION CIBER..ME LA PODRIAS CORREGIR???

ADDENUM
¡¡ESTUPENDO BLOG !!

VEJEZ
FINS AVIAT CON ENGRONIAT

DEMERZEL dijo...

Me encanta Richard Dawkins! Ojalá tuviéramos más guerreros como él! Creo que la idea de los "memes" muchas veces se confunde... pero lo explicas muy bien Sergio, son ideas y la analogía biológica está en la forma de reproducirse. Por tanto, en este sentido, claro que sí se trata del mismo fenómeno entre los que mueren por la libertad y los que la matan como Al Qaeda, ambos lo hacen por las ideas en las que creen, no hay aquí nada que ver a que sean ideas malas o buenas, simplemente son.

Me gustó mucho está entrada en tu blog, me recordó un excelente ensayo de Robert Sapolsky en Scientific American llamado "bichos en el cerebro" donde habla de como microorganismos parásitos controlan a tal nivel el cerebro de sus hospederos que los inducen a tener ciertos comportamientos... ponía varios ejemplos, uno muy interesante relacionado con la toxoplasmósis y como el bicho hasta les hacía perder el miedo y la aversión natural que sienten los ratones con los gatos... para así trasladarse a los felinos que es un hospedero más deseable para esta demoniaca entidad biológica.

Da que pensar... imáginense que muchos de nuestros comportamientos y quizá hasta ideas estén en realidad inducidos por semejantes engendros...! Es bastante macabra la idea... jeje le hubiera gustado a Lovecraft.

Oye Sergio, sólo no me queda clara la diferencia entre que sean los genes, no las especies, las que busquen su perpetuación. Debemos entender a los genes como entidades conscientes? Obviamente no... mmhh Entonces debo entender que un mismo gen puede perpetuarse a si mismo en otras especies aún si en la que surgío desaparece? O que significa esto? Espero puedas ayudarme.

Saludazos!

Francisco MJ

Mary dijo...

Interesante como siempre Sergio.
Exactamente somos nuestros memes y creo que aunque haya diferencia entre los suicidas de al qaeda y los de heaven's gateno, las personas tendemos a aferrarnos a nuestras ideas (llamense memes) que no siempre son la verdad, es decir un mem no esta ligado a la verdad, ni a lo bueno o malo, y las personas las adoptamos como si lo fueran, que es lo que nos hace diferentes.

Algunos memes se contagian mejor que otros, o son mejor aceptados por la mayoria. Internet se ha convertido en un gran difusor de memes y algunos lo asocian con el "marketing viral".

Saludos.
Mary García Portugal.

Sergio de Régules dijo...

Tío Quique: Gracias por tus palabras. Mi mail es sregules@universum.unam.mx. Espero con ansia esos mails.

Tu sobrinazo,
Sergio

Pepe Campillo dijo...

Sería interesante también estudiar porqué hay memes que pueden difundirse más rápidamente que otros. Tal es el caso de la religión y el conocimiento científico. Es impresionante ver que la religión (y en particular, la católica) ha persistido a través de muchos siglos, posiblemente porque este mem es más fácil de comprender (crees o no crees) que la misma ciencia, ya tan superespecializada, que muchos no la entienden y, por lo tanto, no es fácil de transmitir de mente a mente. ¡Necesitamos que las memes de la ciencia sean más infecciosas!... gracias Sergio por ser uno de muchos "virus" de la divulgación de la ciencia que a cada rato nos anda infectando hasta "enfermarnos" de tanto conocimiento científico. Esperemos (los que te leemos al menos), ser igual de virulentos.

Sergio de Régules dijo...

Gracias Pepe Campillo: tienes razón, los memes de la ciencia son difíciles de transmitir sin especialización. Lo que estaría bien es propagar memes del pensamiento lógico y del placer de entender. Eso es lo que trato de hacer, y veo que ya hay varios infectados (si es que no estaban infectados desde antes)

Pepe dijo...

y a todo esto Sergio, ¿tu crees en dios o practicas alguna religión? ¿Cuál es tu opinión?

DEMERZEL dijo...

Hola de nuevo!

Sergio te agradecería mucho si me comentas algo sobre que son los memes los que buscan autoperpetuarse.

En serio Pepe hizo esa pregunta...? Que no es obvio? ;)

Saludazos!

Sergio de Régules dijo...

Pues sí, supongo que es más o menos obvio, pero para no dejar dudas: soy ateo, pero tolerante. Que cada quien crea lo que quiera, pero sobre todo que no intente evangelizar a los demás.